Dhal al toque de canela

December 7, 2017

 

Cuando empieza el frío no hay cosa que más apetezca que unas lentejitas calientes ¿miento? Y que mejor forma que tomando la variedad de lentejas rojas, con las mismas propiedades que las de toda la vida, a excepción de que no tienen la piel de fuera y por lo tanto no hace falta remojarlas previamente (ahorramos tiempo) y además son más digeribles por tener menor contenido en fibra (si las cenamos se agradece ¿no?)

 

Pues bien esta preparación nos sorprendió muchísimo, la mezcla de sabores nos parecía un tanto peculiar al principio pero obviamente quisimos experimentar y ¡VOILÁ! resultó ser una combinación perfecta y sabrosísima.

 

La preparación es de aproximadamente 50 minutos y su nivel de dificultad es bajo.

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 220g de lentejas rojas

  • 2 dientes de ajo

  • 1 cebolla grande

  • 1 cucharada sopera de tomate frito

  • 6-7 tomates cherry

  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

  • 1 trozo de jengibre de 2,5 cm pelado y rallado

  • 1L de caldo de verduras

  • Zumo de 1 lima

  • ½ cucharadita de canela en polvo

  • 1 puñado de hojas de cilantro

Preparación:

  1. Pelar la cebolla y saltearla en aceite durante 4 minutos.

  2. Añadir el ajo, el jengibre y saltear durante 3 minutos.

  3. Incorporar el caldo, el concentrado de tomate, las lentejas y la canela y llevar a ebullición manteniendo el hervor durante 20 minutos.

  4. Una vez hervido 20 minutos añadir los tomates cherry, el zumo de lima y el cilantro y proseguir con la cocción durante 10 minutos más.

 

Y al final lo que obtenemos un plato delicioso con toques dulces (canela), frescos (cilantro) y medio picante (jengibre), y si a parte de estar riquísimo es sano ¿Qué más se puede pedir?

 

Pues efectivamente, es un plato muy saludable. Las lentejas rojas al igual que las lentejas convencionales tienen un elevado contenido en proteínas de origen vegetal, en carbohidratos complejos, en vitaminas del grupo B (B1, B3 y B6) que contribuyen al funcionamiento del sistema nervioso y minerales como hierro, potasio, selenio, zinc, calcio entre otros. El ajo y la cebolla tienen componentes azufrados y bioflavonoides entre los cuales se encuentra la quercetina, SÚPER FAMOSA por sus propiedades anticancerígenas (probadas científicamente). El jengibre también tiene multitud de beneficios probados como su papel antibiótico, reforzador del sistema inmunitario y potencialmente anticancerígeno.

 

Creo que no necesitáis más motivos para cocinar YA este plato que no os dejará indiferentes, disfrutad cocinado y luego comiéndolo porque ya sabéis cuál es nuestro lema: EAT WELL NOT A DIET.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La soja NO provoca cáncer de mama

July 6, 2017

1/9
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon