Alimentación en la primera infancia

July 8, 2017

 

A raíz de las noticias como "Muere un niño por seguir una dieta sin gluten, ni lactosa a los 7 meses de edad", o los comentarios como "¿Se creen que voy a estar amamantando mi hijo durante 2 años? Ni que fuera una vaca" o "Antes nadie tenía tantos problemas con la comida, como la celiaquía o las intolerancias... éstas son debidas a la introducción tan lenta de los alimentos", etc. Por todo esto hemos creído conveniente hacer un post donde se resumiera la guía de Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años), publicada en 2016 por la Agencia de Salud Pública de Cataluña.

 

El niño, desde que es bebé hasta que tiene 3 años de edad, aprende a amamantar, probar, masticar, tragar y manipular alimentos, y también a descubrir diferentes olores, sabores y texturas, con la finalidad de que se incorpore, poco a poco, a la alimentación familiar. Durante la primera infancia, la educación de la conducta alimentaria tiene el objetivo de conseguir, a parte de un buen estado nutricional, el aprendizaje de hábitos alimentarios saludables. 

 

Hay que tener muy claro que la leche materna es el mejor alimento nutricionalmente hablando para el bebé y además favorece el vínculo afectivo entre madre y bebé. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del niño. No hay que olvidar que la lactancia materna no solo tiene beneficios para el bebé (protección frente a infecciones y alergias, reducción del riesgo de muerte súbita, etc.), sino que también tiene ventajas para la madre (le ayuda en la recuperación física después del parto, reduce el riesgo de sufrir cáncer de mama y de ovario, y también de sufrir anemia y osteoporosis, entre otras patologías).

 

A partir de los 6 meses de edad (y nunca antes de los 4 meses), iniciaremos el proceso de diversificación alimentaria, que es el periodo en el que de una manera progresiva se van incorporando diferentes alimentos a la alimentación del lactante, con el fin de facilitar unos niveles de desarrollo y de salud adecuados.

 

Actualmente muchos padres y madres usan móviles, tablets y televisiones para mantener distraídos los niños mientras comen, pero lo que la guía recomienda es realizar las comidas en un ambiente relajado y cómodo, ya que facilita las buenas prácticas alimentarias y da la oportunidad de interacción social y de desarrollo cognitivo.

 

La preocupación por el niño que no come es frecuente entre los padres y las madres. Su responsabilidad es la de adquirir los alimentos que consumirá el niño, y de decidir también cuándo, cómo y dónde se comerán estos alimentos, pero es el niño en definitiva quien decide si quiere o no quiere comer y qué cantidad, ya que es capaz de autorregular su ingesta en función de sus necesidades (excepto en situaciones de enfermedad, donde serán convenientes las recomendaciones específicas del equipo de pediatría). Hay que tener presente que no todos los niños comen la misma cantidad de alimento, y por lo tanto, no es bueno compararlos entre ellos.

 

La alimentación adecuada del niño a partir del año de edad y hasta los 3 años se basará en una propuesta alimentaria variada, suficiente, equilibrada e individualizada, de acuerdo con la constitución del niño y las indicaciones pediátricas, con el fin de asegurar un crecimiento y desarrollo óptimos.

 

RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS DE 0 A 3 AÑOS:

  • En los alimentos para lactantes y niños no se debe añadir azúcar, miel ni edulcorantes.

  • Es conveniente evitar la sal en la preparación de las comidas, así como ofrecer alimentos muy salados. En cualquier caso, si se utiliza sal, es necesario que sea yodada.

  • Para minimizar la pérdida de nutrientes en la cocción de verduras y hortalizas se recomienda cocer al vapor o hervir con una cantidad mínima de agua, así como procurar que la cocción sea rápida tapando el recipiente.

  • Según la evidencia científica actual, no hay una edad o un momento determinados en los que sea mejor incorporar los alimentos con gluten. Se pueden ofrecer, como el resto de alimentos, a partir de los 6 meses.

  • Se puede ofrecer el pan, la pasta y el arroz integrales, ya que son más ricos en nutrientes y fibras.

 

 

Hortalizas: hay que evitar las espinacas y las acelgas antes de los 12 meses por su contenido en nitratos. A partir del primer año hasta los 3 años, es necesario que estas hortalizas no supongan más de una ración al día.

 

Carne: los niños menores de 6 años no deberían consumir carne procedente de animales cazados con munición de plomo porque causa daños neuronales.

 

Pescado: por su contenido en mercurio, en niños menores de 3 años, hay que evitar el consumo de pez espada o emperador, cazón, tintorera y atún.

 

Miel: se recomienda evitar la miel en niños más pequeños de 12 meses por el riesgo de intoxicación alimentaria por botulismo.

 

PARTICULARIDADES EN FUNCIÓN DE LA EDAD:

 

0 a 6 meses:

 

La leche materna de forma exclusiva es el alimento recomendado para los 6 primeros meses de vida, y posteriormente, complementada con la incorporación de nuevos alimentos. Es necesario que la madre que amamanta tome un suplemento con 200 microgramos de yodo al día, para prevenir que el niño sufra los trastornos por déficit de yodo. En caso de que no sea posible el amamantamiento materno, se puede optar por una leche adaptada, complementada con la incorporación progresiva de nuevos alimentos a partir de los 6 meses.

 

6 a 12 meses:

 

A partir de los 6 meses de edad, la leche tiene que seguir siendo la principal fuente nutritiva durante el primer año de vida del niño, con la incorporación y complementación de otros alimentos necesarios que hay que introducir para garantizar una salud, un crecimiento y un desarrollo óptimos. Es recomendable (según el ritmo de dentición y el interés del niño por la comida) chafar los alimentos en lugar de triturarlos u ofrecerle algunos alimentos cortados a trocitos.

 

Las comidas para niños de 6 a 12 meses pueden incluir los alimentos siguientes:

  • Hortalizas: zanahoria, cebolla, judía tierna, calabacín, calabaza, puerro, tomate, etc.

  • Farináceos: arroz, pasta pequeña, pan, papillas de cereales sin azúcar, sémola de maíz, patata, legumbres bien cocidas, etc.

  • 20-30 g de carne/día o bien 30-40 g/día de pescado blanco (magro) o azul (graso) sin espinas o bien 1 unidad de huevo pequeño/día.

  • Frutas: plátano, pera, melocotón, manzana, mandarina, fresa, sandía, melón, etc.

  • Aceite de oliva virgen extra.

12 meses a 3 años:

 

A partir del año, se puede incorporar la leche entera de vaca, en caso de que el niño no tome leche materna. Es recomendable ir diversificando las técnicas y preparaciones culinarias: el hervido, la plancha, el guisado, el estofado, el vapor, el asado, el horno, la fritura, etc.

 

Por lo que no hay que olvidar que esa etapa del crecimiento es vital y fundamental para el desarrollo correcto del niño, no es momento para hacer experimentos y más sin un fundamento clínico o científico y sin haber sido asesorado correctamente.

 

Obviamente no se le puede dar a un niño bebidas vegetales porque los propios padres lo "autodiagnostican" de celiaquía, el primer problema es no contar con un equipo médico que diagnostique y trate una patología si la hay, y segundo es totalmente absurdo sustituir la leche por bebidas vegetales porque ya os hemos comentado en (post) que no tienen absolutamente nada que ver. Ese niño murió pesando a los 7 meses lo que pesa un bebé al nacer, creo que está bastante claro que algo no se estaba haciendo bien.

 

Además, el paradigma está cambiando totalmente, de hecho la introducción precoz de alimentos más potencialmente alergénicos parece proteger a los niños de su posterior alergia, aunque esto todavía no está 100% probado el mensaje sigue siendo que debemos dejar de tener un miedo atroz a la alimentación de nuestros pequeños y empezar a hacerlos participes de la cocina.

 

Que jueguen, se ensucien y experimenten y disfruten comiendo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La soja NO provoca cáncer de mama

July 6, 2017

1/9
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon