El arándano

March 11, 2017

 

Hoy vamos a hablar del arándano, uno de nuestros frutos rojos preferidos, y de su multitud de efectos beneficiosos.

 

Antes de empezar, hay que dejar claro que existen dos variedades del mismo. El arándano rojo o americano y el arándano (azul) o mirtilo. Normalmente al hablar de arándano nos referimos a este último, del que va a tratar este post.

 

Es necesario hacer esta distinción porque aunque sus características nutricionales sean parecidas y formen parte del mismo grupo, sus compuestos activos tienen acciones distintas en fitoterapia por lo que es importante distinguirlos.

 

Los arándanos son bayas pequeñas, de color azul que forman parte del grupo de los frutos rojos. Se usan comúnmente para preparar mermeladas, tartas de fruta, pasteles, batidos, almíbares entre otros. A nosotras personalmente, nos encanta añadirlos a nuestro bol de yogur y avena habitual.

 

Su historial medicinal en Europa se conoce desde hace muchos años. Aunque usados a nivel tradicional, actualmente tenemos la capacidad de probar todos esos beneficiosos a través de muchos estudios que avalan sus propiedades. Como curiosidad, durante la Primera Guerra Mundial dos pilotos británicos afirmaron que el consumo de arándano antes de un vuelo mejoraba la visión nocturna de forma notable. 

 

Propiedades nutricionales y beneficios

 

El arándano es un fruto con bajo nivel calórico y cuenta con una gran variedad de compuestos beneficiosos para nuestra salud. El arándano según la Food Drug Administration de los Estados Unidos es definido como una fruta libre de grasas, sodio y colesterol, mientras es rica en fibras, refrescante, tónica, astringente, diurética y con un elevado contenido en vitamina C.

 

En el siguiente cuadro se muestran algunos de los compuestos relacionados con sus efectos más beneficiosos.

 

Las antocianidinas son potentes antioxidantes que tienen la capacidad de fortalecer los vasos sanguíneos y la pared de los capilares, disminuyen la fragilidad y la permeabilidad capilar, mejoran la microcirculación y son antiagregantes plaquetarios. Es por eso que en fitoterapia se usa el extracto seco purificado del fruto de arándano para el tratamiento de las varices y la insuficiencia venosa en las extremidades.

 

La vitamina C o ácido ascórbico interviene en muchos procesos como coenzima. Ayuda a la absorción del hierro, inhibe la formación de nitrosaminas en el estómago relacionadas con el cáncer de estómago además de su papel antioxidante y su refuerzo en el sistema inmunitario (estimula la fagocitosis, actividad antihistamínica, estimula la quimiotaxis…)

 

Los taninos tienen propiedades astringentes (antidiarreica, hemostática local) y por ese motivo los arándanos desecados se han usado en el pasado para tratar la diarrea. Un astringente lo que hace es contraer y apretar las capas superiores de la piel y de las membranas mucosas, reduciendo así las secreción, para aliviar la irritación y proporcionar una mayor firmeza de los tejidos.

 

El ácido gálico, málico y la quercetina poseen propiedades bacteriostáticas capaces de detener el crecimiento de bacterias.

 

Los glucósidos pueden mejorar la visión mediante el fortalecimiento de la retina y los vasos sanguíneos.

 

Y por último la fibra que ya conocemos sus múltiples beneficiosos, entre los cuales destaca una mejoría en el tránsito intestinal y por lo tanto la disminución de los periodos de estreñimiento.

 

En cuanto a la mejoría de la circulación, existen ensayos clínicos que defienden una acción beneficiosa con la ingesta de 480mg/día de un extracto seco purificado de arándano. La insuficiencia de las válvulas venosas cursa con fatiga, pesadez, edema, dolor, calambres y dilataciones venosas en las piernas. Esto se conoce comúnmente como síndrome prevaricoso y ha sido en estas situaciones dónde se ha observado una mejoría significativa.

 

Ahora que ya conoces las maravillosas propiedades de los arándanos entre los cuales destacan sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios, la mejoría en la salud cardiovascular, la prevención en infecciones bacterianas… ¿a qué esperas para disfrutar de sus beneficios?

 

Si buscas ideas deliciosas y saludabes para comerlos, no dudes en visitar nuestro apartado de recetas.

 

Benzie IFF, Watchel-Galor S. Herbal Medicine: an introduction to its history, usage, regulation, current trends, and research needs [Internet]. Herbal Medicine: biomolecular and clinical aspects. 2011. 464 p. Available from: http://dx.doi.org/10.1201/b10787-2

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La soja NO provoca cáncer de mama

July 6, 2017

1/9
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon